Pautas para mejorar la motivación de los adolescentes

La época de la adolescencia es complicada. Para muchos de nosotros queda tan lejos que quizás no recordemos o entendamos que es lo que se nos pasaba por la cabeza en aquellos momentos.

La adolescencia es una época de transición donde se debe dejar atrás al niño o niña que necesitaba constantemente de otros para todo y se debe uno preparar para ir adquiriendo poco a poco las responsabilidades de la vida adulta.

Toda época de transición es difícil. La ruptura de lo conocido y familiar y la adquisición de las nuevas disposiciones es algo que suele costar en cualquier momento de nuestra vida, pero más especialmente a algunos de nuestros adolescentes pues es la primera vez que se encuentran ante algo así. Esto hace que muchas veces se sientan perdidos, sin saber que hacer ni hacia donde ir e inseguros, sin saber si acertaran, fallaran…o que les depararan sus decisiones.

Ante todo esto y debido a que aun no han adquirido, en general, la madurez adecuada suelen caer en la desmotivación, la desgana, el ¿para qué? Y los ¿por qué tengo que…?

IDEAS GENERALES

  1. Los adolescentes ya no son niños por lo tanto hay que dejar de tratarlos como tales. Tienen sus propias opiniones, maneras de ver la vida, ilusiones, gustos. Todo esto puede chocar con los que tengan los adultos cercanos, pero no por ello hay que echarlos por tierra. Respetar al adolescente, escucharlo y ayudarle a entender cosas que pueda no comprender son tres cosas indispensables para esa transición de niño a adulto.
  2. Los adolescentes aun no son adultos. Esto implica que el adolescente debe tener claro que estamos ahí, aunque falle, aunque se equivoque no desde una posición de “te lo dije” o de juicio sino desde una posición de ayuda, consejo… Transmitiéndole siempre que no esta solo y que cuenta con nosotros.
  3. Atención al lenguaje que utilizamos: No es lo mismo decir “eres un desordenado” donde el 90% de las veces no lograremos que el adolescente ordene que decirle “sé que ordenar no te gusta, pero de veras me gustaría que tuvieras más ordenada la habitación”. Saber como decir las cosas y como motivar con nuestras palabras es básico.

 Frases Desmotivantes

Estoy harta de ti

Aprende de tu hermana

Apártate de mí vista

Eres una inútil

Ya no te quiero

Me da igual lo que hagas

No sé cuándo vas a aprender

Frases Motivantes

Confío en ti, lo conseguirás

Si necesitas algo, pídemelo

Si fallas, ahí estaré

Con trabajo podrás con ello

Te quiero

Nada de lo que me cuentas es una tontería

Te felicito por lo que has logrado.

En general la posición de los adultos con respecto a los adolescentes es de superioridad lo cual puede despertar luchas por parte del adolescente para intentar superar esa situación y posicionarse como persona dominante. No por utilizar un lenguaje negativo vamos a lograr cosas mejores, al revés, conseguiremos que quieran luchar aún mas de forma oposicionista. Siempre hay que intentar actuar desde la forma mas motivante y positiva posible sin olvidar la disciplina.

  1. Reforzar su autoestima.En relación con el punto anterior destacar que hay que tener en cuenta que los éxitos animan y los fracasos desaniman. Esa es una buena razón para que ayudemos a los adolescentes a fijarse metas moderadas, aunque no excesivamente, para que vaya consiguiendo éxitos que le animen a seguir con el esfuerzo.
  2. Enseñar responsabilidad al adolescente. Los padres deben alentar a los adolescentes a comprender que la libertad y el poder conllevan responsabilidades. Si un adolescente quiere tomar decisiones independientes, entonces tendrá que asumir la responsabilidad de las consecuencias derivadas de sus decisiones. Hay que dejar que los adolescentes tomen decisiones para que asi también ellos mismos se enfrenten a las consecuencias y aprendan de ellas (tanto en positivo como en negativo).
  3. Para lograr que los chicos y las chicas estén motivados o vuelvan a estarlo en el caso de los que han perdido el interés por el aprendizaje o por actividades que les eran beneficiosas, hay que tener varios objetivos a conseguir:
  • Despertar el interésLa clave del éxito en la motivación es conseguir que los adolescentes se interesen por la actividad concreta para la que queremos motivarlos. Si nuestro hijo o hija no tiene interés ninguno por, por ejemplo, las matemáticas orientarle hacia actividades, estudios derivados de las mismas, va a ser casi imposible. Pero si, por ejemplo, nuestro hijo o hija es aficionado a los comics será más sencillo despertar su interés por la lectura. Por otro lado es muy beneficioso salir de la rutina diaria y mostrar al adolescente diferentes opciones buscando actividades novedosas, círculos de personas distintos…si lo rutinario no le motiva quizás lo novedoso si.
    • Con respecto a los estudios motivar a los adolescentes a veces parece una tarea muy complicada por eso la mejor estrategia es lograr que se establezca una buena conexión entre lo que se estudia, sus intereses y su utilidad. A veces los adolescentes carecen de motivación, porque no ven una conexión entre el trabajo que se les pide que hagan y sus intereses y metas. Intentar vincular distintas asignaturas con futuros puestos de trabajo o estudios universitarios, así como para el día a día de la vida cotidiana. Conversar con el adolescente para ayudarle a identificar cuáles son los campos que más le interesen
  • Fijar objetivos realistas y claros. Viene relacionado con el punto anterior. Es necesario utilizar el conocimiento de la personalidad y las habilidades del adolescente. Por ejemplo, lograr que el adolescente lea muchos libros al mes partiendo de su gusto por los cómics no seria realista. Sin embargo fijar que a parte de los cómics lea 2 libros al mes sería mucho más fácil de conseguir.
  • Guiar su esfuerzoUna vez que el adolescente comienza a realizar la nueva actividad es necesario seguir junto a él en su esfuerzo para apoyarlo y guiar sus pasos en el caso de que lo necesite. No solo es decirle lo que debe hacer o buscarle opciones sino guiarle en la opción elegida. Hacer pensar a nuestros jóvenes es importante así que no confundamos guiar con darlo todo hecho. Guiemos el camino para que el o ella encuentre por si mismo la solución.
  • Mantener la disciplina. Tanto para el aprendizaje como para la práctica de cualquier afición o para la consecución de cualquier objetivo que se planteen es importante que los chicos o las chicas sean disciplinados, que sean capaces de tener fuerza de voluntad y que sepan que los adultos que los rodean confían en ellos.
  • Alcanzar el objetivoEse será el fin de la motivación. Pero en este caso hay que tener claro que el objetivo será siempre la actitud y no el resultado obtenido con esa actitud. Es decir, es más importante conseguir que el adolescente se motive y realice el esfuerzo que el logro concreto del fin que se había fijado. Siguiendo el ejemplo que nos ocupa, si, por ejemplo no ha logrado leerse dos libros pero si uno en el mes no habremos logrado el objetivo que nos habíamos marcado pero si habríamos dado un paso para ello. Es decir, el adolescente se habrá esforzado, al menos, en intentarlo. El aprendizaje de que hacer un esfuerzo para conseguir las cosas es fundamental es ya de por si parte de la consecución del objetivo y sin duda, de la motivación.

IMPORTANTE NO OLVIDARNOS DE QUE….

  1. Cada adolescente es distinto. Los padres y maestros deben utilizar su conocimiento de la personalidad de cada adolescente concreto para ayudarle a desarrollar sus intereses. Conocer el grado de madurez del chico o la chica, sus intereses, sus aficiones y su potencial es imprescindible para motivarlos.
  2. Los amigos son una fuente de influencia. También es importante el conocimiento que los padres y maestros tienen de los amigos del adolescente. Y es que el grupo puede influir mucho en chicos y chicas, tanto positiva como negativamente. Padres y maestros pueden utilizar lo que saben de los amigos del adolescente para neutralizar la posible influencia negativa y aumentar la positiva.

Comments 2

  1. Maria
    17 enero, 2018

    Leyendo este artículo creo que no lo estoy haciendo mal del todo espero lograr motivar a mi hijo .
    El próximo artículo ha de ser como motivar a una madre monoparentar a no desistir y sacar fuerzas sin morir en el intento .
    Gracias carmen por tus consejos y tu buen hacer

    1. Carmen Garcia
      17 enero, 2018

      Buenos días Maria,

      Muchas gracias por leerme! tendré en cuenta tu idea 🙂

      Mucho animo.

      Un abrazo

Escribe un comentario